Un par de cervezas, un par de tacones, un par de besos puede ser todo aquello que puede desear un hombre, pero ella es mas que un deseo, ella es un pecado, un pecado que cualquiera quisiera cometer, tan sencilla y provocativa, tan dulce y tentadora, tan tierna y peligrosa que con su mirada siento que toco el cielo, pero con su cuerpo me gustaría probar el infierno.

Un par de cervezas, un par de tacones, un par de besos puede ser todo aquello que puede desear un hombre, pero ella es mas que un deseo, ella es un pecado, un pecado que cualquiera quisiera cometer, tan sencilla y provocativa, tan dulce y tentadora, tan tierna y peligrosa que con su mirada siento que toco el cielo, pero con su cuerpo me gustaría probar el infierno.